title icon

Tassano, en el barrio Yecohá: ripio, atención médica e infraestructura

Este viernes, el intendente llegó hasta la barriada emplazada en el límite del Departamento Capital, donde se ejecutan obras de mejoramiento vial en un tramo de 600 metros y se proveyó de iluminación pública. Además, en la SAPS del lugar, adultos mayores accedieron a controles cardiológicos. “La Sala de acá es muy importante ya que, al estar lejos de la ciudad, hay más de 350 consultas mensuales”, destacó. 

 

En la mañana de este viernes, el intendente Eduardo Tassano llegó hasta el barrio Yecohá, donde la Municipalidad ejecuta diversas obras de mejoramiento, en aporte a una mejor calidad de vida para unos 550 vecinos.
En el sector, ubicado en el límite del Departamento Capital, a la vera de la ruta nacional Nº 12, se llevaron adelante tareas de enripiado (labor que se realiza en forma mancomunada con el Gobierno de la Provincia), desmalezamiento de distintos puntos y mejoramiento del sistema lumínico. En materia de mejoramiento vial, la intervención cubrió una traza de más de 600 metros, sobre las calles Eustaquio Vera, Salvador Miqueri y Mario Boffil, vías que además son utilizadas por el servicio de transporte público de pasajeros.
En otra labor, con el refuerzo de profesionales médicos y atendiendo a todos los protocolos sanitarios ante la pandemia de coronavirus, el intendente llegó también a la Sala de Atención Primaria de la Salud (SAPS) “Dr. Juan Chertkoff” del barrio Yecohá, donde se implementó un operativo de control cardiológico destinado, principalmente, a los adultos mayores.
Tassano recorrió el sector y escuchó a los vecinos, quienes ponderaron la intervención por parte de la gestión municipal en “el último barrio de la cuidad”, según denominan los propios habitantes al lugar.PRESENCIA MUNICIPAL
Dando lugar a las requisitorias en todos los sectores de la ciudad, el intendente supervisó la ejecución de trabajos de ripio en el barrio Yecohá, e incluso, se sumó -como médico en la especialidad- al control cardiológico realizado en la SAPS del sector.
“Vinimos al barrio Yecohá, conocido como el barrio más lejano o límite de la Capital, pasando el control policial de ingreso a la ciudad, un sector en el que hay más o menos 550 vecinos”, indicó Tassano.
El intendente se refirió luego las tareas que se llevaron a cabo en el lugar: “Vinimos a visitar el SAPS, donde estamos realizando un operativo cardiológico, y de paso a ver una obra de enripiado que nos habían pedido porque las calles no estaban en buen estado y no podía entrar el colectivo”.
En ese sentido, Tassano remarcó que “la Sala de acá es muy importante, hay más de 350 consultas mensuales. Al estar lejos de lo que es el centro, la Sala toma mucho valor, así que vinimos a ver cómo están trabajando, cuáles son sus necesidades; sabemos que faltan algunos detalles, pero eso también lo vamos a completar”.
Las mejoras en materia vial fueron parte de la intervención municipal en el barrio. “Para los vecinos es muy necesario esto, especialmente por el ingreso del transporte para conectarse con la ciudad, al ser un barrio tan lejano”, consideró el intendente, al tiempo que valoró el contacto con los habitantes del lugar. “Hay un pedido por una plaza, y es algo que vamos a atender, también hablamos de la recolección de residuos, así que fue una reunión muy fructífera que nos va a ayudar y orientar en lo que tenemos que hacer”, finalizó Tassano.“CUANDO LLOVÍA, NO PODÍAMOS SALIR”
Los vecinos del barrio Yecohá celebraron la concreción de las obras de enripiado realizadas en distintas calles, y los beneficios que acarreará esta intervención.
“Estamos agradecidos por que el municipio enripió las calles de acceso del colectivo, y más adelante se van a enripiar las calle que salen directo la ruta. Nos dieron una primera solución y estamos agradecidos”, destacó Yolanda Correa, vecina del barrio.
La mujer, quien nació y se crió en el barrio, recordó que “cuando llovía no se podía salir, la gente que iba a trabajar tenía que buscar algún rinconcito para poder salir, porque las calles eran intransitables, el colectivo no ingresaba y se quedaba en la ruta”, razón por la cual valoró las labores realizadas y el cambio que ello implica en la vida cotidiana de la gente que vive en la zona.

UNA VIDA EN EL BARRIO
Sara Díaz, habitante del barrio Yecohá desde hace 60 años, manifestó su satisfacción por la intervención del municipio, tanto en materia de infraestructura, como con la atención médica.
“Estamos profundamente agradecidos de que el señor intendente que se haya acordado de nosotros, a pesar de ser el último barrio. Ya dijo una vecina que es el único intendente que tiene registrado que haya visitado”, rememoró Sara, e inmediatamente agradeció por el operativo para personas con hipertensión: “Estamos lejos y muchos somos pacientes de riesgo. Yo, por ejemplo, no puedo salir, ir a mi médico, así que muy agradecidos por el servicio de la salita y por el ripio, sobre todo, porque es muy importante para el tránsito”, expresó.
La vecina recordó las peripecias de los habitantes del barrio durante los días de lluvia. “Ahora no se siente porque no llueve, pero cuando hay lluvias era imposible salir, teníamos que ponernos botas de plásticos, ir descalzos y eso no es vida para nosotros. El ripio es fundamental en cualquier lado, como otras cuestiones que el intendente atendió, el alumbrado público por ejemplo”, mencionó la mujer.
Como adulta mayor, y por consecuencia paciente de riesgo ante el coronavirus, Díaz agradeció a las gestiones de la Provincia y la Municipalidad por el trabajo en materia sanitaria. “Agradezco profundamente el cuidado que ha puesto por la pandemia, y le pedí al intendente que transmita nuestro agradecimiento al gobernador, por habernos cuidado en esta cuarentena y hago los extensivo en nombre de todos los vecinos”, finalizó.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this