title icon

Tassano inauguró la imposición del nombre “Ángel Tedesco” a la Delegación Municipal del Víctor Colas

“Siento mucha emoción. No pensaba jamás llegar a tanto. Quisiera que esto siga progresando, para bien de los chicos del barrio y de todos los que habitamos este lugar”, dijo Don Tedesco, de 91 años, quien en 1983 donó de forma totalmente desinteresada el predio donde se erige la plaza Ramón Eladio Galarza y en el que actualmente también funciona la Delegación. “El señor Tedesco es un vecino de primer nivel de la ciudad de Corrientes”, dijo el intendente, y consideró que “hay que destacar a las personas que piensan en el bien común”.

 

Este viernes, el intendente Eduardo Tassano encabezó un emotivo acto en el que se impuso oficialmente el nombre de “Ángel Antonio Tedesco” a la Delegación Municipal del barrio Víctor Colas, en lo que fue un gesto de agradecimiento al vecino, de 91 años, quien desinteresadamente donó -38 años atrás- el terreno donde se construyó la plaza Ramón Eladio Galarza, sitio en el cual actualmente también funcionan las oficinas comunales.
La imposición del nombre Ángel Tedesco a la Delegación se produjo a partir de la sanción de la ordenanza Nº 6743, impulsada por el concejal José Romero Brisco; y la resolución correspondiente, firmada por el titular del Ejecutivo municipal.
En la ocasión, don Ángel Tedesco fue acompañado por su hijo Eduardo, sus nietos y otros familiares. También participaron del acto el concejal Romero Brisco y sus pares Florencia Ojeda, Julián Miranda Gallino y Juan Enrique Brailllard Poccard; y el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable municipal, Javier Rodríguez.“TEDESCO ES UN VECINO DE PRIMER NIVEL”
“Para mí este es un acto muy importante. El señor Tedesco es un vecino de primer nivel de la ciudad de Corrientes, que tiene un poquito más de 90 años y que ha donado este terreno del cual él fue uno de los primeros moradores del barrio, y lo donó a la Delegación Municipal, para esta pequeña plaza. La verdad que es un gesto muy importante, y en base a eso el concejal Romero Brisco impulsó una ordenanza para imponer el nombre del señor Tedesco a la Delegación”, relató inicialmente Tassano.
En un marco de emoción, en medio de una gran cantidad de aplausos dirigidos al veterano vecino, el intendente reiteró: “Era un compromiso de honor venir a acompañar a don Tedesco, a su familia, a los vecinos y a los concejales con quienes con gran placer hemos hecho esto”.
“En los barrios hay que rescatar y destacar a las personas que piensan en el bien común, a esos argentinos y correntinos que piensan en los otros vecinos y en el bien de todos”, recalcó Tassano. “Acá hay una gran cantidad de niños, de gente que viene a jugar, a disfrutar de esto”, resaltó, al tiempo que analizó que si bien “él podría haber hecho cualquier emprendimiento o haber vendido el terreno, por ejemplo, decidió donarlo; así que esos valores son destacables y es por eso que estamos acá”.

“NO PENSABA JAMÁS LLEGAR A TANTO”
El protagonista excluyente de la jornada fue don Ángel Tedesco, quien a sus 91 años recibió el merecido reconocimiento de sus vecinos, su gente, su barrio. En una breve ceremonia, se descubrió una placa con la que su nombre quedará a la vista de todos los que pasen por el lugar de forma perenne, permanente, perpetua.
“Siento mucha emoción. Nunca pensé ver esto hecho realidad. No pensaba jamás llegar a tanto. Quisiera que esto siga progresando, para bien de todos los chicos del barrio y de todos nosotros, los que habitamos este lugar”, transmitió el vecino.
En ese marco, recordó con emotivas palabras a su esposa, ya fallecida, sobre quien tuvo sentidas palabras de emoción y agradecimiento. “Mi señora se llamaba Elsa Noemí Álvarez. Vivimos 68 años juntos, hasta que falleció por una neumonía. Creo que el mejor homenaje para ella es esto que se está viendo acá, y ella lo debe estar viendo desde el más allá”, se emocionó.
En este contexto, Ángel rememoró cuál era la realidad del lugar en el año 1957, cuando llegó al barrio, y cómo decidió donar ese terreno que hasta la actualidad es lugar de disfrute de todos los vecinos: “El terreno era grande y esto era todo campo. Primero pensaba hacer una pista de motos, después me recomendaron poner una canchita de fútbol. Loteamos, alambramos, hicimos poner algunos árboles, y ahora ver esto así renovado como está, verdaderamente me emociona”, afirmó.
“Yo vine aquí en el año 1957, cuando la avenida Armenia todavía no existía, así que esto era la ruta principal”, rememoró don Tedesco, quien finalmente dirigió un mensaje a su vecinos del barrio Víctor Colas: “Les pido que sepan valorar y agradecer lo que se hace, porque aquí pasaron muchos años sin hacerse nada, y sin embargo, ahora se ve el trabajo y cómo se preocupan porque la ciudad progrese, como por ejemplo en las calles, con cordón cuneta, la avenida y demás. Esto es un sueño hecho realidad”, culminó.

ORGULLOSO DE SU PADRE
Eduardo Tedesco, hijo de don Ángel, aprovechó la ocasión para valorar lo hecho por su padre, ocasión en la que también tuvo palabras de agradecimiento para con la gestión municipal debido al trabajo realizado. “Siento una emoción muy grande. Yo me crié acá en el barrio y aún sigo viviendo aquí”, expresó. “Quiero agradecer al intendente y a todo su equipo de trabajo, como al concejal José Romero Brisco, que fue el promotor de esta iniciativa”, acotó inmediatamente.
“Ojalá que la gente pueda cuidar esto. Cuando papá lo donó, lo hizo pensando en la gente del barrio, así que sería muy importante que los hijos y nietos de mis amigos, que viven acá, puedan disfrutar de este hermoso lugar”, deseó finalmente.

“ACOMPAÑAMOS LAS CAUSAS JUSTAS”
En ese contexto, el edil Romero Brisco se mostró satisfecho al ver que la iniciativa que había impulsado en el Concejo dio sus frutos y, de cierta manera, propició este emotivo momento: “Promover este homenaje nos parecía que era lo más correcto, ya que no cualquiera dona un terreno suyo para que sea una plaza. Era un acto de justicia destacar poniéndole su nombre a la Delegación, haciendo un reconocimiento en vida”, consideró.
En esa tesitura, Romero Brisco aseguró que “desde el Concejo Deliberante acompañamos todas esas cosas que sean de sentido común y que tengan una causa justa; nos pareció sumamente justo que se le ponga el nombre a la Delegación Municipal del barrio Víctor Colas de aquella persona que donó el terreno para que se haga la Delegación y la plaza cuando, tranquilamente, pudo haberle dado otro destino particular, como lo hace cualquier propietario”.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this